Fundación Ad Qualitatem

La marca de calidad sociosanitaria

Sala Prensa > Detalle noticia

03/12/2015
La financiación vía presupuestos de los niveles asistenciales, foco de debate en los distintos modelos de gestión de Atención Primaria

Los expertos discrepan sobre la idoneidad de un presupuesto individual para AP
Alfredo Milazzo, presidente de la Fundación Ad Qualitatem, y César Pascual, director general de la Asistencia Sanitaria del Servicio Madrileño de Salud.
 
Expertos procedentes de los diversos sistemas de gestión sanitaria implantados en las comunidades autónomas han puesto de manifiesto las ventajas y desventajas que suponen sus métodos de financiación y de trabajo para su objetivo último: los resultados en salud. Ha sido en la jornada La Atención Primaria en el SNS: Encuentro con las diferentes formas de gestión, organizada por la Fundación Ad Qualitatem con el apoyo de la Fundación Once, y patrocinada por Almirall, Esteve, Ferrer, Johnson&Johnson y Novartis. 
 
La apertura ha corrido a cargo de Alfredo Milazzo, presidente de Ad Qualitatem, quien ha lamentado que la Atención Primaria (AP) adolece de cierta falta de humanización, y de César Pascual, director general de Coordinación de la Asistencia Sanitaria del Sermas, quien ha destacado la aportación de valor de la AP ante un futuro en que las máquinas tendrán la capacidad de diagnosticar.
 
La primera mesa redonda ha estado centrada en la Macrogestión, y ha sido moderada por Antonio Alemany, subdirector gerente del Hospital Clínico San Carlos quien ha hecho hincapié en que “en 30 años no se ha materializado la intención política de potenciar la AP por falta de financiación”. Precisamente, en el ámbito de la financiación se ha centrado el debate. Ramón Morera, presidente de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria, y Javier Díez, gerente de Atención Primaria del Servicio Navarro de Salud, han coincidido en destacar la ventaja de establecer una asignación presupuestaria para AP y en el impacto negativo que para este nivel asistencial supone la integración con otros niveles, que “vampirizan”, según palabras de Morera, el presupuesto. Así, se ha referido a las OSI (Organización Sanitaria Integrada) y sistemas de gerencia única como “modelos de gestión que han supuesto la disolución de las estructuras directivas de Primaria, quedando a remolque de directivos muy ocupados”, o, en palabras de Díez, que “el león tiende a comerse a la chuleta y también al gato”, además de destacar la necesidad de desburocratización en AP.
 
Por el contrario, Jon Guajardo, director gerente de la OSI Barrualde-Gakao, se ha mostrado en desacuerdo con ambos expertos: “Estamos trabajando en un modelo de integración, compartiendo el presupuesto en un proceso integral”. Ha afirmado que “tenemos que poner el dinero donde sea más eficiente y dé más valor”, y, a su entender, ese nivel es Primaria, “el nivel asistencial que más valor me da”. 
 
La mesa de Mesogestión, moderada por Guadalupe Olivera, técnico en la Gerencia de Atención Primaria del Sermas, se ha centrado en diversos aspectos y herramientas para fortalecer AP. Mientras que Marta Sánchez-Celaya, gerente asistencial de AP del Sermas ha defendido la importancia de que “el sistema ha aguantado en gran medida por la reducción salarial de los profesionales y por Atención Primaria” y que en Madrid hay una “apuesta presupuestaria para AP”, los otros dos participantes en la mesa, José María Pino, director gerente de AP del Área Este de Valladolid, y Antonio García Quintans, gerente de la Unión de Gestión Integrada de la provincia de Lugo, han defendido los modelos de integración asistencial, también en el ámbito presupuestario.
 
Según García, en estos modelos de gestión, el recurso, independientemente de dónde proceda, se puede situar donde convenga, con un amplio abanico de posibilidades. En cuanto a la asignación presupuestaria específica, “no ayuda en nada sino que pone barreras”, “pero defiendo los sistemas de control y de rendición de cuentas”. Asimismo, ha reconocido debilidades en “la gestión integrada: se puede causar un daño si se inclina balanza hacia uno u otro hospital, y hay que ser cuidadosos”. Pino ha manifestado que “el fortalecimiento de AP pasa por lo que ésta sea capaz de contribuir a la sostenibilidad del SNS”, constatando en cada acción la costoeficiencia. 
 
La mesa de Microgestión ha sido moderada por Francisca Rodríguez Hervás, médico de apoyo en la Gerencia de AP del Sermas, quien ha manifestado que, si bien las políticas sanitarias deciden dónde van los recursos, éstos al final son gestionados por los profesionales que se ubican en la microgestión. Ha hablado de capacidad, enfoque y estrategia para lograr mejorar los resultados en salud, dando al sistema una mayor eficiencia. Jaume Sellarés, director de una EBA (Entidad de Base asociativa) y vicepresidente del Colegio de Médicos de Barcelona, José Luis Quintana, médico de Familia del Sermas, y Francisco Peralta, director de la UGC Río Nacimiento (Almería), han dadosu parecer al respecto desde los diferentes modelos en los que trabajan, centrándose en los profesionales.
 
Sellarés ha explicado que sería necesario incentivar los puntos fuertes, mientras que en la actualidad sólo se incide en los puntos débiles. Quintana también ha hablado de incentivar la excelencia profesional y ha afirmado que “es básico pedir medidas que permitan penalizar comportamientos anormales”, criticando además que la formación se ha dejado en manos de terceros. Por su parte, Peralta ha manifestado que “como microgestor, mi objetivo es conseguir que dentro de la Unidad demos un buen resultado a la población”.
 
Destacar el papel de la Enfermería
 
En la jornada se ha coincidido en la importancia del papel de la Enfermería, tanto en el propio ámbito profesional y competencial como en el de la gestión. Los tres ponentes de la mesa de Macrogestión han coincidido en la necesidad de aumentar sus competencias, dado que en la actualidad estos profesionales cuentan con una gran sobrecapacitación con respecto a las tareas que el sistema permite que realicen. Por otro lado, el vicepresidente de Médicos de Barcelona ha explicado que la contribución de la enfermería debe ir más allá de lo que tradicionalmente se lleva a cabo, incluyendo la atención a la patología aguda y las derivaciones de pacientes.
 
La clausura ha corrido a cargo de Marta Sánchez Celaya, gerente asistencial de AP del Sermas, y de Joaquín Estévez, secretario general técnico de Ad Qualitatem.

 

Comparte en:

Contacta

Formulario de contacto y sugerencias

Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad

En cumplimiento de la Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal (L.O. 15/1999) le informamos que los datos personales proporcionados por el cliente serán incorporados y tratados en el fichero mixto responsabilidad de Fundación Ad Qualitatem, inscrito en el Registro General de Datos Personales dependiente de la Agencia Española de Protección de Datos, con la finalidad de gestionar, administrar y prestarle los servicios o facilitarle los contenidos que nos solicite, así como poder ofrecerle nuevos servicios y contenidos y enviarle información comercial relacionada con las novedades y promociones de la Fundación.

Dichos datos serán tratados conforme a la normativa de protección de datos personales y no serán utilizados para otras finalidades ni cedidos o comunicados a terceros. El interesado podrá ejercer los derechos de acceso, rectificación, cancelación, y oposición, expresamente reconocidos en la citada L.O.P.D. 15/1999, acompañado de fotocopia de DNI, dirigido a Fundación Ad Qualitatem, Calle Villanueva, 24, 28001 Madrid, o a través de los formularios que se encuentran a su disposición en la dirección anteriormente citada.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información