Fundación Ad Qualitatem

La marca de calidad sociosanitaria

Sala Prensa > Detalle noticia

01/10/2015
LAS UNIDADES DE GESTIÓN CLÍNICA HAN DE TENER LA AUTONOMÍA SUFICIENTE PARA ASUMIR RESPONSABILIDAD Y RIESGO

Jornada ¿Son viables los proyectos de Gestión Clínica?

 

Expertos consideran que es necesario involucrar a los profesionales sanitarios en la gestión, transformar el modelo de la organización y crear y evaluar nuevos indicadores.

Aseguran que son necesarias nuevas fórmulas, que impliquen a los médicos, y retocar el estatuto del personal sanitario.

La gestión clínica, un proceso que se ha venido implantando de forma piloto en algunos servicios de hospitales por todo el país en los últimos años, ha cobrado gran relevancia mediática esta legislatura desde que el Gobierno decidiera implantarlo de forma reglada a través de un Real Decreto que no termina aún de aprobarse. En este contexto, destacados expertos en esta materia se han reunido hoy en la Jornada ¿Son viables los proyectos de gestión clínica?, organizada por la Federación de Asociaciones Científico Médicas de España (FACME) y la Sociedad Española de Directivos de la Salud (SEDISA), con la colaboración de PSN, la Fundación Ad Qualitatem y el Instituto para la Mejora de la Asistencia Sanitaria (IMAS), en la que se ha destacado que estas unidades han de tener la autonomía suficiente para asumir responsabilidad y riesgo. 

En este sentido, Joaquín Estévez, presidente de SEDISA, ha asegurado que la gestión clínica, un esfuerzo en el que SEDISA ha estado involucrada los últimos 11 años como parte de su Plan Estratégico, no se trata de transformar a los clínicos en gestores, ni tampoco a los gestores en clínicos, sino de “establecer un sistema que facilite la participación de los clínicos en la mejora sistemática de la eficiencia, mediante el desarrollo de prácticas de gestión adecuadas”. Esta apuesta por la eficiencia pasa por tres estrategias: la mejora de la excelencia y la calidad, de la gestión del personal y de la gestión de los costes. 

El clínico es el que tiene la responsabilidad en el proceso de atención al paciente y, para ello, toma decisiones que implican la utilización de recursos. Sin embargo, actualmente es la Administración la que decide y responde sobre estos recursos”, según apunta el doctor Carlos Macaya, presidente de FACME, que añade que “esta situación tiene que cambiar, ya que sería necesario involucrar a los profesionales en la toma de decisiones sobre gestión”.

El aumento del gasto sanitario, el envejecimiento de la población y el cambio de perfil de los pacientes y usuarios del Sistema de Salud hacen necesario acometer reformas para que sea más eficiente. Según el presidente de FACME, “la eficiencia no se consigue haciéndolo todo más cerca o conteniendo costes. Para que un sistema sea eficiente es necesario mejorar el valor de la prestación médica: obtener el mejor resultado en salud con el coste más adecuado. En este sentido, es necesario involucrar a los profesionales en la gestión, transformar el modelo de la organización y crear nuevos indicadores y sistemas de medida que permitan evaluar la eficiencia del sistema”.

De hecho, desde SEDISA se elaboró hace unos meses el documento ‘Las 10 claves de la gestión clínica’ en el que se destacaba como necesarios cambios en el sistema retributivo, el control y la evaluación del hospital y de las unidades, que se diseñen procesos en torno a la satisfacción de las expectativas del paciente o que, en palabras de Estévez: “se promueva la autonomía y flexibilidad de las unidades para lograr la asunción de responsabilidad y riesgo correspondientes”.

En la jornada, en la que se ha analizado la visión desde la perspectiva del clínico y de la de la gerencia, y en la que se han analizado experiencias en distintas áreas en las que ya trabajan con modelos de gestión clínica, el presidente de PSN, Miguel Carrero, ha instado a explorar nuevas fórmulas de gestión que ayuden a hacer más eficiente el sistema. En este sentido, ha subrayado que en el contexto de crisis actual, es aún más necesario incorporar estas nuevas fórmulas, de la que la gestión clínica es la más relevante. 

Así mismo, el presidente de la Fundación Ad Qualitatem, Alfredo Milazzo, ha apostado por la gestión clínica como la única alternativa para hacer sostenible un sistema que no puede aumentar sus ingresos ni soportar la imposición de nuevos copagos. “Implicar al médicos en la gestión es fundamental”, pero para ello es imprescindible retocar el estatuto del personal sanitario.

Comparte en:

Contacta

Formulario de contacto y sugerencias

Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad

En cumplimiento de la Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal (L.O. 15/1999) le informamos que los datos personales proporcionados por el cliente serán incorporados y tratados en el fichero mixto responsabilidad de Fundación Ad Qualitatem, inscrito en el Registro General de Datos Personales dependiente de la Agencia Española de Protección de Datos, con la finalidad de gestionar, administrar y prestarle los servicios o facilitarle los contenidos que nos solicite, así como poder ofrecerle nuevos servicios y contenidos y enviarle información comercial relacionada con las novedades y promociones de la Fundación.

Dichos datos serán tratados conforme a la normativa de protección de datos personales y no serán utilizados para otras finalidades ni cedidos o comunicados a terceros. El interesado podrá ejercer los derechos de acceso, rectificación, cancelación, y oposición, expresamente reconocidos en la citada L.O.P.D. 15/1999, acompañado de fotocopia de DNI, dirigido a Fundación Ad Qualitatem, Calle Villanueva, 24, 28001 Madrid, o a través de los formularios que se encuentran a su disposición en la dirección anteriormente citada.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información